Search
  • Dra. Karla Solís

VIVIENDO EN EL VEGANISMO

Llevar una dieta vegana significa más que sólo un régimen de alimentación.


Es un estilo de vida que conjuga valores éticos, compromiso con la protección del planeta, respeto por los animales y las ansias de llevar una alimentación saludable.

gif


El veganismo existe desde hace siglos, pero en los últimos años ha ganado más protagonismo ya que cada día se suman más y más personas a este estilo de vida.


Ser vegano significa tomar acciones que tengan bajo impacto en el mundo animal y natural día tras día, e incluye también no utilizar productos cosméticos que hacen pruebas en animales o utilizar ropas de origen animal.


Normalmente, nace de la necesidad de integrarse de manera equilibrada con nuestro entorno, de buscar nuevos estilos de vida y estar en sintonía con nuestro planeta.

La dieta vegetariana al eliminar grupos de alimentos, genera deficiencias nutricionales, que son las que vigilamos en la consulta, para así ayudar a la persona a lograr equilibrar su estilo de vida con las necesidades de su organismo.


Se debe tener especial atención en los niveles de calcio, vitamina D3, DHA /omega 3, vitaminas del complejo B y el hierro, Yodo y Zinc, pues son las que comúnmente se encuentran carentes en veganos sin control profesional.



Importancia de las leguminosas


Consumir leguminosas ayuda a satisfacer las necesidades de ingesta de minerales esenciales, particularmente hierro y zinc. Combinando el consumo de legumbres con otros alimentos, como frutas o almidones, esta combinación de cereal-leguminosa nos asegura que el cuerpo obtenga todos los aminoácidos esenciales para la producción de proteínas.


El consumo de leguminosas también ayuda a satisfacer muchas necesidades de nutrientes diferentes en una dieta vegana o vegetariana, pero no solo de nutrientes vive el hombre, así como nos brindan más saciedad, por su contenido de fibra.


Lentejas, garbanzos, alubias, soja texturizada, guisantes.

gif


Gracias a su versatilidad podemos elaborar una amplia variedad de recetas con las que disfrutar de una dieta saludable y alejada de la monotonía. Su capacidad de combinación con tantos alimentos, su sencillez y accesibilidad llamamos a las legumbres “La Nueva Pasta”.



Vegetarianismo y el medio ambiente


¡Hay que ser realistas! La producción de alimentos de origen animal multiplica con creces el impacto ambiental de los vegetales.


Ahora bien, no es oro todo lo que reluce.

Puede que te sientas mucho más comprometido con el medio ambiente por consumir una dieta vegana, pero quizá no sepas que también estás causando un impacto contaminante en el planeta.


No cabe duda que comer frutas, verduras y hortalizas es mucho mejor para tu salud; el veganismo también estaría dañando a nuestro planeta. Los expertos señalan, sobre todo, a las frutas y verduras importadas, culpables de dejar un rastro contaminante que podemos evitar.


Por eso es importante consumir local. Y cuidar los medios con que produjeron los vegetales que consumimos, lo orgánico genera menos huella que los agroquímicos que se usan en extensiones.



Enfoque en el deporte



Mucha gente piensa que el veganismo y el deporte no pueden ir de la mano. Pero nada más lejos de la realidad, llevar un estilo de vida vegano es compatible con ser un deportista, ya que, la buena planificación de la dieta asegura la ingesta necesaria de nutrientes y vitaminas.


Para muestra, el hecho de que cada vez son más los deportistas de élite que han competido siguiendo una dieta vegana.


Es el caso de Novak Djokovic o el piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton.

Transición a vegetarianismo


Todo cambio debe ser parte de un proceso, debemos ir tomando pequeñas modificaciones en nuestros hábitos diarios para poder avanzar hacia un cambio total.


Para lograr todo esto, aquí tiene unos tips que le harán el cambio mucho más fácil.


  • Reduzca el consumo de carnes rojas.

  • Incluya 3-5 porciones de frutas a su alimentación cada día.

  • Incluya 2-4 porciones de vegetales al día en su dieta.

  • Elija solo carbohidrato complejo en su comidas principales, preferiblemente integral y de bajo índice glicémico.

  • Aumente el consumo de leguminosas: frijoles, garbanzos, lentejas, arvejas.

  • Mejore el consumo de grasas saludables y evite las de origen animal.



Consideraciones a tomar en cuenta en nuestro país


Lastimosamente nuestro país no cuenta con variedad de sustitutos para variar la alimentación vegetariana, por lo que puede llegar a volverse monótona o repetitiva, o muy dependiente del tiempo que pasamos en cocina.


Además, los suplementos vegetarianos también son escasos. En ambos casos, alimentos y suplementos, tienen costos elevados y no se consiguen en todos los lugares.


Son factores importantes a tener en consideración.


Dra. Karla Solis M.

Nutricionista certificada

Enfoque en Deporte, Nutrigenómica y Nutrición Funcional.

Health Coach y Personal Trainer

CPN: 465-10

www.karlasolis.com



*Copywriting para formato blog realizado por TBS Marketing,


Paula Núñez Aguilar.

12 views0 comments

Recent Posts

See All